el boceto previo

La acuarela es una técnica que requiere tener claro desde el principio lo que quieres hacer, ya que, aunque permite ciertas libertades a la hora de corregir, resulta necesario tener, al menos, definida la composición.

Si además no sabes como plantear los claroscuros, es necesario que realices una prueba previa en un  boceto, ya sea monocolor o coloreado básicamente.

cuaderno Venezia de Fabriano 200g 100% celulosa 30x23cm
El boceto monocolor te permite estudiar las luces y las sombras, además de las escalas de grises.

El boceto coloreado también te permite comparar las intensidades relativas de los colores a emplear.

Ya he comentado en otra ocasión que cuando no sé qué pintar elijo paisajes de la Toscana por puro entretenimiento.

En el caso que nos ocupa, estoy planteando escribir sobre el paisaje urbano y, para plantearme la situación, he empezado por realizar un boceto monocolor con técnica de aguada.

También he probado el papel de un cuaderno para bocetos, que, por cierto, me ha sorprendido agradablemente. Así "mato dos pájaros de un tiro".

Probáblemente realice posteriormente un boceto coloreado con diversos objetivos: primero por puro entretenimiento, luego, como preparación de una acuarela posterior un poco más elaborada.

2 comentarios:

  1. Tiene mucha razón. Hay que tener claro lo que se pretende, ya que un retroceso no es tan fácil.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...